miércoles, abril 23, 2008

15 de setiembre

Recuerdo cuando mi tía me hablaba de una historia de su ninyez. Ella era pequenya, unos siete anyos de edad quizás, apenas entrando en la edad de la razón. Mi padre tendría unos cinco anyos. Ambos se fueron de vacaciones a Lima con quienes serían mis abuelos. Irían de visita al médico de la familia, pues en esa época no había buenos médicos en su ciudad. Ellos viajaron en un avión pequenyo que tardó algo de dos horas en llegar a la peruana capital. Aterrizaron en lo que hoy sería Córpac, San Isidro, pues el Jorge Chávez todavía no estaba.

Después de unos días en casa de familiares y chequeos médicos, mi abuelo y mi abuela alistaron maletas para volver a la Ciudad Blanca. Ellos estaban en la habitación de visitas de la casa de una tía armando una maleta cuando sonó el teléfono. Era para Alberto, mi abuelo.

"Me tengo que quedar un día más? No entiendo Carlitos (el médico).. ajá... Bueno, tú me cambiarás el pasaje... bien, perfecto".

Era un 15 de setiembre. Siempre será un misterio por qué se quedaron un día más mis abuelos con mi padre y mi tía. Ellos hicieron las actividades que debían hacer ese día.

Al día siguiente en la madrugada partieron al aeropuerto. En la sala de espera había bullicio, mucha gente, gritos, lloriqueos. Qué había pasado?
"Ayer se cayó un avión, senyor!!", dijo alguien.

Ayer se había caído el avión en el que iban a viajar mis abuelos, con mi padre y mi tía. Medio desmoralizados, hicieron cola para subir a este nuevo vuelo que esperaban no fuera fatídico también. La cola era inmensa, muchos familiares de las víctimas querían viajar al sur para ver a sus familiares. El avión era pequenyo pero estaba lleno.

En pleno vuelo, tuvieron suerte de salir sin problemas desde Córpac, mi tía y mi abuelo se acercaron al piloto para preguntarle qué había pasado. "Un desastre", dijo, "ningún sobreviviente".

Antes de aterrizar en el aeropuerto de Arequipa el piloto habló por el micrófono a todos los pasajeros.

"Queridos pasajeros, estamos llegando al aeropuerto de Arequipa, espero que hayan tenido un viaje placentero. Su piloto: Elmer Faucett".
El de los aviones Faucett??

Sí, Elmer Faucett, el piloto gringo que en 1928 fundó la primera compania de aviación en el Perú, le había dicho al oído a mi abuelo que no se preocupe que si Elmer Faucett pilotaba el avión, nunca habría un accidente. Y así fue. Faucett tuvo la experiencia de volar por primera vez encima de la selva llegando siempre a salvo a sus destinos. Avión que pilotaba, avión que llegaba.

Cuando mi tía Matilde me contó esta historia la última vez que la vi en Arequipa esbocé una enorme sonrisa. Y ella anyadió:

-Pero mira tú cómo es la vida, Susana, tu abuelo murió un 15 de setiembre. Su fecha ya estaba predestinada. Si no fue en el 43, fue en el 73.

-Sí, tía, pero allí estaban ustedes, y ustedes no estaban predestinados para ese día.

Felizmente no subieron al avión del 15 de setiembre porque sino yo no estaría aquí contándola, no creen? :)
Publicar un comentario

PiErDo PAísEs

Borro fronteras - Viajo para conocer mi geografía