lunes, enero 28, 2008

Moqueguensis, al ras del desierto

Viaje a Moquegua. Enero del 2008. El desierto es el paisaje del día. La aridez de una de las regiones más secas del mundo. Confieso que no sé qué encontraré en Moquegua. Desde pequeña me hicieron creer que era una ciudad pequeña.
Viajé con un amigo llamado Matthew. Era su primera vez. Nunca antes había estado en el Perú. Me decía: dispara aquí y allá, el paisaje le encantaba. Para él era una verdadera aventura.

En la ciudad de Moquegua se respira verdadera paz. La gente parece no tener malicia. Llegamos al terminal con nuestros bultos. Caminamos dos cuadras y ya estábamos en la plaza. El centro de la ciudad no está lejos, más bien yo estaba feliz de poder sentir que estaba descansando. Nos alojamos en un hotel llamado Torata (que yo recomiendo), a una cuadra de la plaza.
Pobladores de un poblado llamado Muylaque, Calacoa y San Cristobal estaban bailando con todos sus colores en la plaza. No desaproveché de tomarles unas fotos. Linda manera de sentirnos cerca de los Andes. Hacia Muylaque saldríamos en un par de días. Allí se habla de aymara.
Publicar un comentario

PiErDo PAísEs

Borro fronteras - Viajo para conocer mi geografía