viernes, octubre 13, 2006

IMPORTANTE ENTIDAD ESTATAL

Un grito de Pierina Riofrío*


APTITUDES:

Proactividad.
Capacidad de trabajo bajo presión.
Orientación al logro de objetivos.
Capacidad de interrelación a todo nivel.
Responsable y honesto.
Emocionalmente estable.


Como podrán apreciar, el Jurado Nacional de Elecciones se encuentra de cacería. ¿De quiénes? De 97 farsantes; es decir, de 97 fiscalizadores emocionalmente estables. Y lo que yo me pregunto con justa razón es ¿que chúcha significa para ellos esa frasecita estúpida que me provoca arcadas y hasta vergüenza ajena? Apuesto mi pescuezo ensangrentado a que el reverendísimo imbécil que solicitó esa actitud nunca se enteró que la estabilidad emocional no existe, que es una frase hecha que la copió y pegó de algún libro soso de autoayuda, de esos que publican por montones para la nuestra enorme masa de incautos.
Será que jamás he sido una persona emocionalmente estable ni lo seré; y menos aún he conocido a alguien de semejante calaña. Felizmente. Y es que, ¡por favor!, ¿quién podría ser algo que no existe? Si lo miramos con un poco de raciocinio, si la emoción fuera estática no sería emoción. Porque la emoción es llorar, gritar, cagarte de la risa, temblar y hasta cagar con un abrigo puesto. Y, claro, todo lo anterior junto.
Ahora, si existiera esa estabilidad emocional, si nuestras emociones estuvieran ahí medio pasmadas, ¿cómo diablos pretenden conseguir a 97 personas que cumplan con esta ridícula aptitud? ¿Quién diablos podría ser emocionalmente estable en este país decadente? Por favor, si alguien tiene nombres , apellidos y dirección de esa o esas personas estables, les ruego me las hagan llegar lo antes posible para cometer el crimen más atroz del que jamás haya sido testigo la humanidad entera.
Entonces seré inocente por siempre, porque ningún pobre o rico hijo de vecino de San Isidro o San Juan de Miraflores pueden tener estabilidad emocional si lo primero que escuchan al despertar es el espeluznante ruido de un despertador, para luego levantarse a lavarse el hocico y salir a la calle en combi o en carro a ver letreros inmensos que inyectan en los cerebros estilos de vida ficticios, imágenes irreales, lados Coca Cola de la vida que se ven bonitos pero que no existen.
Cómo van saliendo a las calles los mares y mares de gente. Ya no se sabe de dónde sale tanta alma en pena. Salen de los edificios de 30 pisos, bajan de los cerros, salen de las cárceles, despiertan de la calle, esperan desayunos en la s Iglesias, van llegado de juerga. De todo.
Y si andan en combi escuchan la canción que no está puesta para alegrar la mañana; sino para que le compren al cholo el disco pirata pues. Todo es plata. Porque hay que comprar, hay que consumir, hay que estar limpio en el sistema financiero, hay que salir a comprar a fin de mes, hay que salir a vender todos los días, hay que ser un número, y hay que ser emocionalmente estable.

*Pierina Riofrío (Piura, 1980), chica dedicada a su rutina, trabaja nueve horas al día, almuerza en un cuchitril y tiene un perro.
Publicar un comentario

PiErDo PAísEs

Borro fronteras - Viajo para conocer mi geografía