jueves, febrero 21, 2008

Out of tone

Ella me llama por otro nombre. No me dice Ronald. No me dice Juan. Me llama Mariano.
En la oscuridad de la noche cuando le miro a los ojos, y me abalanzo sobre ella, la respiro, le acaricio la nariz, la cintura, los pies, con mis manos, con mi nariz, con mi cintura.
Le miro a los ojos para decirle niña. Ella se equivoca otra vez. Me dice Mariano. Yo sigo con la fricción, y luego me doy cuenta cuando termino que me sigue llamando por otro nombre.
Yo la quiero, y aunque me diga Ernesto la voy a perdonar.
Publicar un comentario

PiErDo PAísEs

Borro fronteras - Viajo para conocer mi geografía